En Vivo En vivo 🟠 SEÑAL ONLINE
ALMA impulsa el rol de mujeres jóvenes en ciencia

ALMA impulsa el rol de mujeres jóvenes en ciencia

Cooperativa Ciencia,

Tiempo de lectura: 5 minutos A través del programa de mentoría PROVOCA, el Observatorio busca incentivar, guiar y acompañar a estudiantes de enseñanza media y superior, para retener el talento de mujeres en carreras STEM, hasta ahora dominadas por hombres.

Comparte:

En marzo, el observatorio ALMA conmemoró su décimo aniversario y recibió a cuatro mujeres enamoradas de las ciencias, que integran el programa de mentoría PROVOCA, un juego de palabras que alude a promover vocaciones femeninas en disciplinas científicas denominadas STEM, sigla en inglés de ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas.

Esta iniciativa de AUI/NRAO, socio norteamericano del observatorio ubicado en San Pedro de Atacama, nació en 2019 con la creación de una serie web con testimonios de niñas y mujeres de las ciencias. Desde 2021 desarrolla el programa de mentoría PROVOCA, que busca incentivar, guiar y acompañar a estudiantes de enseñanza media y superior, para retener el talento de mujeres en carreras hasta ahora dominadas por hombres.

Muchas de estas vocaciones surgen del amor por las estrellas y el universo, otras por un enorme volumen de datos e imágenes que surgen de la observación del cielo, alimentando el interés por las ciencias estelares. Este ese el testimonio de algunas de estas mujeres con ALMA STEM.

Grace Fox: SIN LÍMITES, CON UN MUNDO DE POSIBILIDADES

Grace Fox, estudiante del Colegio Municipal Las Condes y participante del programa PROVOCA 2022, 17 años.

«Visitar las antenas de ALMA fue una experiencia increíble. Mucho más de lo que me imaginé y además con nieve. Fueron las condiciones más increíbles para subir. ¡Las antenas son inmensas! Fue alucinante y nunca pensé que tras un año de estar en el programa PROVOCA, tendría esa posibilidad.

Cuando postulé a este programa, honestamente, pensé que no me iban a elegir. Pese a ello me dije: nada pierdo con intentarlo, seguramente no quedo.

Compartí este año con chicas de mi edad o similares, que tenían desde un inicio muy claro que querían convertirse en astrónomas a futuro, y hoy siento que la ciencia sí es una opción en mi vida.

Creo que los caminos no todos son iguales. Ningún proyecto es tan lineal, ni hay solo una vía correcta para alcanzar la meta. Creo que los temores están principalmente en uno mismo y no en el entorno. En una sesión del programa PROVOCA, una compañera me dijo: deja que el otro te diga no, pero no seas tú quien te diga no. Ahora no me planteo con límites, sino con un mundo de oportunidades y posibilidades».

Liza Videla: VALIDAR LAS EXPERIENCIAS DE OTRAS Y DERRIBAR OBSTÁCULOS

Liza Videla, astrónoma del observatorio ALMA y mentora PROVOCA.

«Nací en Venezuela y me vine a Chile a los 11 años. Si bien, el cambio de cultura fue bien importante, seguramente lo que más influyó en mí es que mis padres trabajaban en el Centro de Investigación Científica de Venezuela, entonces siempre estuve cerca de personas que trabajaban en el área y en diferentes cargos y roles. Recuerdo que la jefa de mi papá era una física. No tuve el deseo de estudiar astronomía desde temprana edad, sino ya a un par de años de egresar del colegio (en Chile).

Más tarde, al entrar a ingeniería vi que había pocas mujeres, solo entonces me di cuenta que esto era «un tema», la brecha de género en STEM.  Creo que hoy ya hemos avanzado mucho y el hecho de que existan más mujeres en esta área, ha permitido que se discutan mejores condiciones laborales y se incentive el desarrollo de la trayectoria laboral. Sin duda era una realidad invisibilizada en mis tiempos universitarios, pero hoy pienso que hay menos barreras, aunque aún persisten algunas.

Ha sido una linda experiencia trabajar en ALMA, compartir con personas de todo el mundo y de diferentes culturas. Es un lugar humanamente muy enriquecedor y en lo profesional se me permitió partir desde cero y aprender en el camino».

Andrea Araya: PROVOCA HA SIDO UNA EXPERIENCIA REVELADORA

Andrea Araya, líder especialista en registro documental del observatorio ALMA y mentora PROVOCA

«Llevo 11 años trabajando en el observatorio. Partí como especialista en documentación para un grupo donde fui la quinta contratada y luego ascendí a supervisora del equipo, incorporándome al grupo de operaciones. Es una experiencia muy bonita. En muchos casos ALMA te permite crecer. Por ejemplo, yo partí en ingeniería, luego pasé al área de computación y he trabajado en diversos proyectos consecutivos y simultáneos, dándome la posibilidad de seguir aprendiendo exponencialmente. Mi trabajo es muy versátil y eso es tremendamente atractivo y estimulante para alguien curioso y creativo como yo.

PROVOCA ha sido muy revelador para mí, ya que me ha traído sorpresas inesperadas. Al principio creí que era un programa dirigido solo a astrónomas y no para mujeres que nos dedicamos a las ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas. En mí ha tenido un impacto muy profundo que pasa por el aprendizaje que precisamente recibí de mi grupo de estudiantes, todas muy distintas a como era yo a su edad. ¡Una experiencia fantástica!»

Bárbara Sepúlveda: CHILE NECESITA MÁS REFERENTES STEM FEMENINOS EN REGIONES

Bárbara Sepúlveda, ingeniera en computación del observatorio ALMA y mentora PROVOCA

«Hace 7 años trabajo en las dependencias de ALMA en San Pedro de Atacama, en sistema de turnos. Ha sido una muy buena experiencia. No he observado diferencias por el hecho de ser mujer, es más, veo harto compañerismo. Si bien, siempre he estado en el mismo cargo desde un comienzo, ALMA me ha permitido hacer proyectos para seguir innovando en mi área con plena libertad.

Ser mentora en PROVOCA me ha ayudado a crecer muchísimo. Me permitió reconocer situaciones y ponerles nombre, como es el caso del síndrome del impostor. El coaching también me ha permitido poner en práctica nuevas habilidades y así mejorar la eficiencia y el impacto de mi trabajo en terreno. Es increíble observar que todas las mentoras entramos al programa con la intención de entregarles algo a las chicas y la gran mayoría sentimos que nos llevamos mucho más de lo que aportamos. Es un maravilloso proceso de crecimiento y retribución recíproca».

Fuente: Programa de Mentoría PROVOCA


Te puede interesar