En Vivo En vivo 🟠 SEÑAL ONLINE
Estrellas azules ‘prefieren’ cúmulos poco densos

Estrellas azules ‘prefieren’ cúmulos poco densos

Cooperativa Ciencia,

Tiempo de lectura: 2 minutos Un equipo de cinco países estudió a más de 300 estrellas rezagadas azules, usando datos adquiridos a lo largo de veinte años. Descubrieron que estos astros prefieren espacios menos concurridos. Uno de sus autores, Lorenzo Monaco, académico del Instituto de Astrofísica de la Universidad Andrés Bello en la sede Concepción, entrega detalles de este hito de impacto internacional.

Comparte:

Las estrellas rezagadas azules de rotación rápida prefieren cúmulos poco densos. Así lo observa el estudio de un equipo internacional, liderado por Francesco Ferraro de la Universidad de Bologna, en que participó el astrónomo e investigador del Instituto de Astrofísica de la Universidad Andrés Bello sede Concepción, Lorenzo Monaco.

La publicación difundida por Nature Communications muestra que este tipo de estrellas, las más jóvenes de las rezagadas azules, están en pleno apogeo en cúmulos de baja densidad, mientras que en los entornos más densos su presencia se reduce significativamente. A partir de este hallazgo, entonces, es posible relacionar este grupo de jóvenes estrellas con su entorno.

Monaco explica que este estudio en particular se enmarca en un proyecto que recolectó datos entre 2003 y 2019. “Se analizaron más de 300 estrellas rezagadas azules en ocho cúmulos globulares con diferentes densidades”, dice.

El trabajo involucró a investigadores de Italia, Alemania, Canadá, Estados Unidos y Chile, de universidades tan prestigiosas como las de Bologna, McMaster, Indiana, Michigan y Universidad Andrés Bello.

Pero fue desde nuestro país desde donde se obtuvieron todos los datos utilizados, ya sea a través de instrumentos del Observatorio Paranal de la ESO (Observatorio Europeo Austral) o de Magallanes en el observatorio Las Campanas.

Parecen más jóvenes

Monaco detalla que las estrellas rezagadas azules, “se encuentran, podríamos decir, viviendo una segunda juventud. Ellas se originan desde estrellas antiguas, que se formaron junto a las otras estrellas de los cúmulos, hace 12 o 13 mil millones de años. Sin embargo, a través de colisiones entre estrellas o fenómenos de transferencia de masa por una estrella compañera, parecen más jóvenes: más masivas, brillantes y azules”.

Además de estas características, e independientemente del mecanismo por el cual se formaron, es posible asegurar que nacen en rápida rotación, para luego, a través del tiempo ralentizar. “Tales procesos que disminuyen la velocidad de rotación en las estrellas, todavía no son completamente entendidos, especialmente para las rezagadas azules. Ocurren en un tiempo del orden de mil millones de años. Estrellas como el sol, con una edad de 4.5 mil millones de años, por ejemplo, muestran una velocidad de rotación muy baja, del orden de 2 km/s”, afirma.

Impacto de este hallazgo

“Nuestro estudio muestra que las rezagadas azules en rápida rotación (más de 40 km/s y hasta 200 km/s) se encuentran preferentemente en cúmulos de baja densidad, con un porcentaje de hasta un 40% contra un 3-4% en ambientes de alta densidad. Esto indica, entonces, que tales cúmulos, albergan una formación reciente de estrellas rezagadas azules, mientras que, en cúmulos más densos, la formación de tales estrellas sería significativamente reducida”, detalla Monaco.

De esta forma, y por primera vez, se relacionan propiedades físicas de las estrellas rezagadas azules con las del ambiente en el que se forman. Se abre, además, la posibilidad de estudiar las edades de estas estrellas a través de la medición de sus velocidades de rotaciones (gyro-chronologia) y de poder estimar sus tasas de formación en distintos ambientes.

Fuente: UNAB


Te puede interesar