En Vivo En vivo 🟠 SEÑAL ONLINE
Se pone fin al concepto “borde costero”

Se pone fin al concepto “borde costero”

Cooperativa Ciencia,

Tiempo de lectura: 2 minutos Tras una decisión unánime, la Comisión encargada decidió cambiarlo por «zona costera», permitiendo así darle un enfoque ecosistémico. Aunque este cambio representa un gran paso, desde el Observatorio de la Costa advierten que se requiere una Ley que establezca reglas claras para la protección y dominio público de la zona marino-costera.

Comparte:

Tras casi tres décadas de aplicar un concepto erróneo que ha derivado en numerosos conflictos y amenazas para los ecosistemas costeros -hoy agudizadas debido al cambio climático-, la Comisión Nacional de Uso del Borde Costero decidió adoptar el enfoque ecosistémico y reemplazar el concepto de “borde costero” por el de “zona costera”.

Durante la sesión, presidida por el Subsecretario para las Fuerzas Armadas, Galo Eidelstein, y que contó la participación de representantes de otros ministerios y órganos del Estado, se aprobó por unanimidad trabajar en torno a cuatro ejes: enfoque ecosistémico, interés general, zona costera y fortalecimiento de la coordinación interinstitucional.

Carolina Martínez, directora del Observatorio de la Costa, explica que la Política Nacional de Uso del Borde Costero (PNUBC), que data de 1994, fue formulada sobre la base de una definición restrictiva del litoral basada en el Código Civil, limitando las costas hasta la línea de playa o, en el mejor de los casos, hasta los 80 metros de terrenos fiscales (en caso de que los haya).

“La costa constituye un ecosistema mucho más amplio y rico en biodiversidad que la línea de playa considerada en esa política, por eso resultaba urgente poder replantear esa definición, para que sea posible una gestión integrada de ese ecosistema tan frágil y singular”, asegura la académica del Instituto de Geografía UC.

El “borde costero”, agrega, fue literalmente un invento jurídico que se hizo hace casi tres décadas, que no existe en ningún otro país del mundo y no sirve para enfrentar las graves amenazas que suponen la erosión de las playas y la pérdida grandes superficies de ecosistemas costeros.

Según especialistas, aunque este cambio representa un gran paso para conseguir una gestión integrada de áreas litorales en nuestro país, todavía se requiere avanzar hacia una Ley de Costas que establezca reglas claras para la protección y dominio público de los bienes naturales comunes de la zona marino-costera.

Fuente: Observatorio de la Costa


Te puede interesar