En Vivo En vivo 🟠 SEÑAL ONLINE
¿Cómo las ballenas combaten el cambio climático?

¿Cómo las ballenas combaten el cambio climático?

Ignacio Arriagada,

Tiempo de lectura: 2 minutos Se estima que, a lo largo de su vida, una ballena puede llegar a capturar 33 toneladas de carbono. Es por eso que son consideradas como «árboles del mar» para combatir el cambio climático.

Comparte:

Este 19 de febrero es el Día Mundial de las Ballenas, así ratificado por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en 1986. Este organismo también prohibió y condenó la caza indiscriminada de esta especie a nivel mundial, ya que esta actividad la llevó al borde de su extinción.

De acuerdo con WWF, alrededor del 43% de la población mundial de las ballenas está presente en diferentes puntos de las costas chilenas, donde las más comunes son la ballena azul, jorobada, fin y sei.

Las costas chilenas son un santuario para estos animales marinos, debido a esto es que en 2008 se promulgó la Ley 20.293 que, de acuerdo con el Artículo 2, especifica que «Se prohíbe dar muerte, cazar, capturar, acosar, tener, poseer, transportar, desembarcar, elaborar o realizar cualquier proceso de transformación, así como la comercialización o almacenamiento de cualquier especie de cetáceo que habite o surque los espacios marítimos de soberanía y jurisdicción nacional».

Combaten el cambio climático

Las ballenas tienen un rol importante en el cambio climático, ya que capturan el carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero. «Las ballenas comen krill, que es rico en carbonato de calcio. Estas no pueden digerir por completo al organismo y en el proceso de defecación es que lo no digerido queda secuestrado en el fondo oceánico», explicó en Sin Gravedad el investigador Carlos Olavarría, director ejecutivo del Centro Científico CEAZA.

En 2016, la CBI aprobó una resolución presentada por Chile, en la cual se reconocía el rol de las ballenas en los ecosistemas marinos, donde se les reconocía como las mayores fertilizadoras marinas y promotoras de las más abundantes poblaciones de peces en algunos sectores oceánicos.

Adicional a esto, las heces de los cetáceos son ricas en en hierro, nitrógeno y otros elementos químicos los cuales fertilizan el suelo marino y ayudan a que la producción de algas sea más abundante. Este proceso también captura carbono.

Las ballenas son consideradas como los «árboles del mar», pues se estima que solo una de ellas puede llegar a capturar 33 toneladas de carbono en toda su vida, mientras que un árbol alrededor de 28 kilos al año.

Escucha el especial del Día de las Ballenas con Carlos Olavarría en Sin Gravedad.


Te puede interesar