En Vivo En vivo 🟠 SEÑAL ONLINE
¿Cómo impactará Chat GPT en la educación?

¿Cómo impactará Chat GPT en la educación?

Javiera Mateluna Cuadra,

Tiempo de lectura: 3 minutos El polémico debate del uso de Chat GPT se instala en la educación: El Mineduc lanzó esta semana la primera guía para docentes sobre cómo usar ChatGPT. Expertos aseguran que esta tecnología llegó para quedarse y que va a implicar cambios en el paradigma educacional.

Comparte:

El Chat GPT continúa siendo foco de debate. La tecnología desarrollada por OpenAI es capaz de generar textos, hacer resúmenes, traducciones y entablar conversaciones coherentes en cuestión de segundos, tal como estar hablando con otra persona. Sin embargo, expertos han advertido en diversas oportunidades sobre su falta de precisión y el riesgo que puede generar al desinformar a las personas.

En el ámbito educacional, la polémica por el chatbot se enciende aún más: ¿Reemplazará a los profesionales de la educación? ¿Cómo se dictarán las clases? ¿Cómo se medirá ahora el aprendizaje de los estudiantes? Estas son algunas de las múltiples interrogantes que se esgrimen al respecto.

«Yo plantearía que primero hay que informarse y apropiarse de estas tecnologías para luego disipar estos temores. Acá lo más relevante es que esta tecnología llegó para quedarse. Va a estar presente en cada una de las aulas chilenas de aquí en adelante», señala el académico Facultad de Educación de la Universidad Central, Dr. Fabián Inostroza.

Para el investigador, Chat GPT puede servir como un aliado para los profesores a la hora de preparar las clases: «Permite automatizar ciertos procesos, por ejemplo, con determinadas instrucciones para que pueda resumir, elaborar o crear mapas conceptuales. Eso podría ahorrar tiempo y optimizar los procesos pedagógicos. También podría ser una guía para planificar las clases que uno realiza en el aula».

En la misma línea, el académico Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, Dr. John Atkinson, señala que el chatbot puede proporcionar a los estudiantes una herramienta adicional para la investigación y la exploración de temas: «Puede ayudar a generar interacciones de aprendizaje mucho más personalizadas y adaptadas a las necesidades de cada estudiante«.

Cambio de paradigma educacional

Los expertos advierten que esta tecnología plantea nuevos desafíos para los docentes. Según Inostroza, el Chat GPT viene a revolucionar el modelo educacional: «El modelo más tradicional está basado en una instrucción unidireccional entre el profesor a los estudiantes. No hay mucha interacción, entonces va a interpelar la organización de las clases más tradicionales, lo que implica que el profesor va a tener que cambiar el paradigma porque el rol del docente va a ser de moderador«.

Para Atkinson significa una oportunidad para repensar las evaluaciones: «En lugar de buscar respuestas correctas, los educadores pueden centrarse en el desarrollo de habilidades como el pensamiento crítico, el razonamiento lógico y la capacidad de comunicación efectiva»

Inostroza enfatiza que los profesores deberán mediar las clases para que los estudiantes puedan analizar críticamente el contenido entregado por el chatbot. Además, tendrán un rol clave en la verificación de la información que provee a los estudiantes: «Chat GPT entrega de manera rápida la información, pero muchas de las búsquedas que realiza de forma aleatoria son imprecisas. Ahí el profesor debe tener la rigurosidad de decirle al estudiante que debe constatar si la información es cierta o no«.

En este sentido, el especialista desmitifica la idea de que esta tecnología sustituirá a los docentes: «Yo no lo veo como algo complejo, no veo que quite trabajos, sino que viene a optimizar el trabajo».

Pensamiento crítico

Otra de las grandes polémicas que giran en torno a Chat GPT es sobre el trabajo que vayan a realizar los estudiantes. ¿Cómo asegurar, por ejemplo, que logren un aprendizaje activo ante una tecnología que promete entregar una respuesta a todo?

Para Inostroza la clave es entender que esta herramienta obliga a «ir más allá de lo memorístico». El experto pone como ejemplo la asignatura de matemáticas, en la que un profesor le pide a los estudiantes que obtengan un respuesta de Chat GPT respecto a ejercicios de sumas y fracciones. «La pregunta es : ¿Vamos a quedarnos ahí como profesores? La respuesta es no. Tenemos que gatillar procesos de argumentación, comunicación y reflexión respecto a cómo se llegó al resultado».

La guía del Mineduc

El Ministerio de Educación presentó recientemente la Guía para Docentes: Cómo usar ChatGPT para potenciar el aprendizaje activo, material que entrega recomendaciones y mejores prácticas para la integración de esta herramienta en las escuelas.

El documento entrega ideas para la planificación de clases y ejemplos de insumos para que los estudiantes trabajen en el aula. Además, advierte que esta tecnología «puede otorgar respuestas incorrectas, imprecisas o sesgadas, reproduciendo estereotipos u opiniones predominantes no necesariamente ciertas».

Para Atkinson, la guía establece recomendaciones «muy rudimentarias»: «Está enfocada en la preparación de material, pero no en la tutela y otros aspectos que tienen que ver con la evaluación en educación, personalización, monitoreo de avance del estudiante y tutorías automatizadas«.

En la misma línea, Inostroza comenta que es un documento preliminar: «Entrega herramientas básicas para que los profesores se acerquen a esta herramienta, pero debería destacar cómo enseñar a usar palabras claves para realizar búsquedas más específicas y así lograr resultados de mejor calidad. Aún así, es un primer avance».


Te puede interesar